ARTICULO DE LA ENCICLOPEDIA BRITANICA HUSSERL PDF

The final version of this translation is under review for subsequent publication. Edmund Husserl It arises the question that, would we then be psychologically dual beings? For future studies, there is a need to deepen this concept. References in periodicals archive? If, inHusserl combats the logical psychologism derived from the empirical psychology; as ofafter the transcendental turn and the discovery of the transcendental reduction, the author starts to combat the transcendental psychologism in its various forms.

Author:Shakak Dujind
Country:Cyprus
Language:English (Spanish)
Genre:Career
Published (Last):4 February 2008
Pages:307
PDF File Size:20.69 Mb
ePub File Size:3.13 Mb
ISBN:905-6-70135-721-5
Downloads:55718
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Groshura



Publicado en Phnomenologische Psychologe, Voilesungen Sommersemester Martinus Nijhoff Publishers B. Primera edicin en espaol: DR Introduccin a la fenomenologa trascendental, pre sentacin, traduccin y notas de Antonio Zirin, Instituto de Investigaciones Fi losficas Cuaderno 48 , Universidad Nacional Autnoma de Mxico, En ade lante me referir a esta edicin como CP.

La idea de lafenomenologa. En primer lugar, se trata, por lo que sabemos, del nico texto que Husserl destin a una publicacin dirigida al gran pblico y no a un pblico filosfico. Aunque en muchos pasajes la trama de los conceptos o la textura del lenguaje no favorecen la comprensin fcil de un pblico me dianamente ilustrado y mucho menos lo hacen, me temo, en una traduccin , se advierte desde luego en el artculo el propsito de lograr una exposicin llana y directa de la fenomenologa.

El hecho de que el texto haya pasado por cuatro versiones demuestra que la tarca no result en absoluto sencilla. EL artculo es interesante, adems, porque Husserl hace en l la presentacin de la fenomenologa trascendental desde un punto de vista distinto del cartesiano, que es el ms conocido y frecuente en sus obras por lo menos en sus obras traducidas al espaol.

El meo llo de una introduccin a la fenomenologa trascendental es tambin aqu, como lo haba sido en trabajos anteriores y como lo sera en otros posteriores por ejemplo en las Conferencias de Pars y en las Meditaciones cartesianas , la exposicin del sentido y la necesidad de la reduccin fenomcnolgica; pero aqu la va de acceso no es primor dialmente la que se ha dado en llamar va cartesiana es decir, la va de la bsqueda de un conocimiento absolutamente indubita ble, la de una puesta en cuestin universal, la del hallazgo del ego cogito como un residuo, sino la va a travs de la psicologa.

Por esta ltima, la fenomenologa trascendental se presenta como una peculiar y ulterior depuracin de la psicologa pura, es decir, de la ciencia puramente psquica que Husserl concibe como complemen taria de la ciencia puramente fsica.

La reduccin fcnomcnolgica o reduccin trascendental o epoj fenomenolgico-trasccndental es a su vez una peculiar depuracin de la abstraccin requerida para al canzar el objeto de la psicologa pura lo puramente psquico o el psiquismo puro , abstraccin que tambin es denominada reduccin o epoj fenomcnolgico-psicolgica.

Pero en todo ello, claro est, lo verdaderamente principal es comprender cmo el ahondamiento en da estricta, traduccin de Elsa Tabernig, Nova, Buenos Aires, , volumen cuya iccdicin sera muy deseable. Husserl, en efecto, invit a Heidegger a cola borar con l en la redaccin del artculo; adems de las lecturas, las discusiones y los comentarios recprocos, Heidegger redact incluso una buena parte de la segunda versin. Todo ello se encontrar en este volumen. Aqu no profundizar en el sentido o la significacin del artculo o en la trascendencia del intercambio de ideas que tuvo lugar entre Husserl y Heidegger.

En estos respectos he preferido ceder la pa labra a Walter Biemel incluyendo en esta publicacin su ensayo El artculo de la Encyclopedia Britannica de Husserl y las anotaciones 4 Puede encontrarse una exposicin de sta y de las restantes vas hacia la re duccin trascendental, junto con una explicacin de su sentido y una evaluacin de sus mritos, en Iso Kern, The Three Ways to the Transcendental Phenomenological Reduction in the Philosophy of Edmund Husserl en Frederick Elliston y Peter Mc Cormick eds.

Spiegelberg aade, como explicacin o ilustracin, que nada del borrador de Heidegger para la segunda versin fue incluido en la versin definitiva. L, nm. Otro ejemplo, muy anterior, es desde luego el ensayo de Walter Biemel al que me refiero en seguida. PRESENTACIN de Heidegger al mismo, en el cual, tiempo antes de la publicacin de las versiones originales del artculo en el tomo IX de Husserliana editado por l mismo , expuso y coment con mucha atingencia y virtud didctica su contenido y el de las observaciones de Heideg ger.

Al respecto slo es menester recordar la ltima parte de la histo ria: la desafortunada traduccin al ingls que hizo para la Encyclo paedia Christopher Verney Salmon. Con casi total seguridad, Sal mon recibi como texto definitivo la cuarta y ltima versin aqu pp. En publiqu en la revista Contrafuerte una traduccin al espaol de dicha versin;10 con algunos retoques, la incluyo ahora en este volumen p.

Dicho episodio no pudo ser conocido en sus pormenores hasta , fecha en que Walter Biemel public por vez primera las cuatro versiones alemanas del artculo, como texto complementario del 8 Cf. El ensayo fue originalmente publicado en Tijdschrift voor Philo sophie, 12 , pp. Agradezco al Prof. Biemel su gentil autorizacin. Naturalmente, publicar aqu su ensayo y recomendar su lectura no significa que necesariamente compartamos las conclusiones a las que l llega.

Esta traduccin reproduce casi exactamente las caractersticas de la edicin de Biemel. Ties de las versiones la primera, la segunda y la cuarta se publican completas; de la tercera se publican, como anexos, slo los dos fragmentos en que se separa considerablemente de la cuarta.

El Apndice crtico de la edicin alemana se incluye tambin completo lo que corresponde a los textos que aqu se pu blican , salvo por algunas omisiones insignificantes y el aadido de los subttulos. Como en CP, damos al margen, entre diagonales, la paginacin del original, en este caso Hua I X : se hacen mltiples referencias a ella en las notas del Apndice crtico, en el ensayo de Biemel, en las notas al pie, etctera. Para facilitar su identificacin, en todas las referencias estos nmeros de pgina de Hua IX se han puesto en ne gritas; los que aparecen tras ellos, inmediatamente despus de una coma, son los nmeros de lnea.

Por otro lado, los nmeros voladitos remiten a las notas del Apndice crtico. Tbdas las notas al pie sealadas con asteriscos son del traductor; las notas que pertenecen a la edicin de Hua IX estn sealadas con letras. Esta traduccin se basa en la segunda edicin de En adelante abreviamos este ttulo como Hua IX. No me ha parecido necesario incluir en este volumen un glosario de trminos traducidos como el que publiqu en CP, ya que ese mismo puede emplearse como referencia para esta traduccin.

En efecto, he man tenido casi siempre las elecciones de trminos hechas all y, por otro lado, las novedades no son tantas como para justificar un nuevo glo sario. De todos modos, dar en seguida algunas indicaciones sobre palabras nuevas y sealar algunos cambios respecto de las traduc ciones elegidas en CP; tambin recordar, por ltimo, ciertas nor mas de mi traduccin que regan ya en CP y que conviene tener en cuenta durante la lectura.

El grupo formado por razn y racionalidad con sus adjetivos y adverbios sirve para traducir dos grupos de trminos alemanes que aunque en el lenguaje corriente son sinnimos, en el lenguaje de Husserl, igual que en muchos otros contextos filosficos incluso en espaol , poseen significaciones muy diferentes: el grupo de Ver nunft y Vernnftigkeit y sus relativos y el grupo de Ratio y Rationalitt y los suyos. Para distinguirlos, pongo entre corchetes rat cuando se trata de una palabra de este segundo grupo.

Razn, en el sentido de Vernunft, es la facultad o la cualidad del conocimiento evidente intuitivo, justificado, fundamentado, inmediata o mediatamente o del que tiende a serlo. En el sentido de Ratio, razn es la facultad o la cualidad de los conocimientos o verdades intelectuales, en opo sicin a los empricos o de hecho.

Traduzco por cuerpo tanto Krper cuerpo fsico, cuerpo en tanto que tiene volumen como Leib cuerpo animado, cuerpo orgnico o cuerpo vivo o cuerpo de un ser vivo. Para distin guirlos pongo entre corchetes Leib cuando se trata de esta pala 12 bra. Por su parte, krperlich y Krperlichkeit se traducen por corpreo y corporeidad, mientras que leiblich y Leiblichkeit por corporal y cor poralidad.

He llegado a la deteiminacin de no seguir la usanza de tradu cir Vergegenwrtigung porpresentificacin y vergegenwrtigen pre sentfie ar. En espaol esta palabra es, a diferencia del trmino ale mn, totalmente artificial. Siguiendo a Garca-Bar vase por ejem plo la obra citada en la nota 3 de la Presentacin , he preferido re-presentacin siempre con el guin , que creo que, diciendo lo mismo, lo dice un poco ms directa y naturalmente.

En el artculo, la terminologa de Heidegger se cruza y entrevera con la de Husserl de un modo interesante y peculiar. No puedo ana lizar aqu las implicaciones de este hecho, pero s debo consignar el modo como resolv algunas de las dificultades que ofreca. Te niendo a la vista, desde luego, la traduccin de El ser y el tiempo de Jos Gaos FCE, Mxico , la he seguido solamente en el caso de al gunos trminos tcnicos heideggerianos que en Husserl no tienen una connotacin particularmente destacada.

As, sigo su traduccin de Selbst por s mismo, y la de Dasein por ser-ah aunque Gaos lo escribe entre comillas y sin el guin. En cambio, no siempre tra duzco Seiende por ente; a veces uso tambin, como en CP, existente. Pero quiz el caso ms importante desde el punto de vista filosfico es el de vorhanden y Vorhandensein o Vorhandenheit , que como se sabe Gaos traduce, respectivamente, por ante los ojos" y serante los ojos.

Aqu he preferido que Heidegger sonara husserliano y no que Husserl sonara heideggeriano heideggeriano-gaosiano, claro est , y he traducido esos trminos por ah delante vorhanden y estar ah delante o ser ah delante Vorhandensein y Vorhandenheit. Puesto que esta traduccin es constante, quien prefiera los trminos de Gaos puede hacer fcilmente las sustituciones pertinentes.

La distincin se da poniendo entre corchetes la palabra alemana en los dos primeros casos: cuan do real no va seguida de corchetes, es traduccin de wirklich. Ideal es a veces traduccin de ideal y a veces traduccin de ideell; cuando de sta se trata, se seala ponindola entre corchetes.

Por otro lado, 1 Cf. Cosa sin indicacin es traduccin de Ding, cuando cosa traduce a Sache, esta palabra se pone entre cor chetes. Finalmente, mentar y mentado pueden ser traduccin de mei nen y gemeint o de vermeinen y vermeine, para hacer la distincin, estos ltimos van entre corchetes. En todos estos casos, el lector de ber acudir al glosario de CP para las explicaciones correspondien tes. Fenomenologa designa tambin, sin em ita rgo, una nueva ciencia fundamental que sirve a estos propsitos, para lo cual se divide en fenomenologa psicolgica y fenomenologa trascendental.

Tbda experiencia y toda otra manera de estar ocupados concientcmente con objetos, admite evidentemente un giro fenomenolgico, un traslado a un proceso de experiencia fenomenolgica.

En el simple percibir estamos dirigidos a las cosas [Sachen] percibi das, en el recordar a las recordadas, igualmente en el pensar a los pensamientos,2 en el valorar a los valores, en el querer a metas y ca minos, etc. Tbda ocupacin semejante tiene de tal modo su tema.

Pero en vez de continuar de esta manera, podemos po ner fenomenolgicamente la atencin en cmo por ejemplo en 18 qu perspectivas diversamente7 cambiantes se exhibe el c u b o cmo l, el mismo,8 aparece de diferente modo como cosa cercana que como cosa lejana, qu modos de aparicin ofrece el cubo en el cambio de la orientacin y cmo tambin9 cada determinacin singular se exhibe en el curso de la percepcin como una10 en los mltiples modos de aparicin que le pertenecen a ella en particular.

No hay ninguna cosa per cibida progresivamente, ningn momento percibido como determi nacin en ella, que, como ensea este retroceso a la experiencia re flexiva, no aparezca durante el percibir en multiplicidades de dife rentes apariciones, aunque en verdad est dado y aprehendido como continuamente uno y el mismo.

Pero en la11 percepcin que prosi gue irreflexivamente12est solamente esta unidad, solamente la cosa misma en la mirada que la aprehende, mientras que los cursos de vi vencias que estn ejerciendo una funcin permanecen no tematizados, inaprehendidos, latentes.

E l p e r c i b i r n o e s u n v a c o t e n e r las cosas [Sachen] percibidas, sino un fluyente vivir apariciones sub jetivas que se unifican sintticamente en la conciencia de lo mismo, de lo que es de tal y cual modo. Modos de aparicin13 debe to marse aqu en un sentido amplsimo. As, en el recuerdo del cubo o en la fantasa de un cubo completamente igual, los modos de apare cer son los mismos que en la percepcin, pero todos estn en cierta forma modificados, precisamente al modo del recuerdo o al modo de la fantasa.

As mismo, diferencias como la que hay entre el re cuerdo claro y el oscuro y la diferencia de los grados de la claridad, pero tambin la de la relativa determinacin e indeterminacin, son diferencias de los modos de aparicin; igualmente las diferencias de la perspectiva temporal, de la atencin, etc.

De manera enteramente anloga, los pensamientos, los valores, las resoluciones, etc. De inmediato slo mostrar puramente n la iluminacin ontolgica su campo que por as decir yace a la espalda. Conduce semejante disposicin de las tareas a una nueva cien cia?

Corresponde a la idea de una experiencia universal, dirigida exclusivamente a los fenmenos subjetivos, un campo de experien cia concluso contrapuesto a la experiencia universal del mundo, y con ello una base24 para una ciencia conclusa?

Una ciencia nueva, se dir desde luego, no es menester, pues a la psicologa, como ciencia de lo psquico, pertenecen naturalmente todos los fenmenos mera mente subjetivos, todos los modos de aparicin de lo que aparece. Pero deja sin decidir que aqu26 se requiere una disciplina psicolgica puramente conclusa en s, de modo se mejante a como en la direccin de la investigacin exclusivamente terica sobre el movimiento y las fuerzas en movimiento como me ra estructura de la naturaleza se requiere una mecnica.

Consi dermoslo ms de cerca. Los entes anmicos y28 la vida del alma, que en el mundo se presentan concretamente como humanos y, en general, como ani males. La psicologa es, de acuerdo con ello, una rama de la antro pologa o de la zoologa, disciplinas ms concretas. Las realidades [real] animales poseen un doble estrato, y son ante todo, conforme a un estrato bsico, realidades [real] fsicas.

Pues, como todas las realidades [real], son espacio-temporales y admiten una actitud con secuentemente abstractiva de la experiencia hacia lo que en ellas es puramente res extensa.

Esta reduccin a lo puramente fsico nos traslada al nexo cerrado de la naturaleza fsica, en la cual los cuer pos [Leib] animales ocupan su lugar como meros cuerpos. La explo racin cientfica de stos ocupa su lugar, segn ello, en la unidad universal de la ciencia de la naturaleza, pero especialmente en la biologa fsica como ciencia general de los organismos que se dan en la experiencia puramente fsica.

Sin embargo, los seres animados no existen meramente como naturaleza; existen como sujetos de una vida psquica, de una vida que experimenta, siente, piensa, as pira, etc. A partir de ah resulta fcil ver intelectivamente el sentido y la nece sidad de una psicologa pura.

Tbdos los conceptos especficamente psicolgicos derivan manifiestamente de la experiencia puramente psquica, as como todos los conceptos especficamente naturales cientfico-naturales derivan de la experiencia puramente natural. Si en tales conceptos31 hay en juego inteleccio nes apodicticas32, que pueden alcanzarse en la actitud hacia lo pu ramente psquico, entonces dichos conceptos tienen que preceder33 como puramente psicolgicos a todos los conocimientos psicofsicos.

Ya en la apercepcin natural de un hombre como realidad [real] concreta se da su subjetividad psquica, el psiquismo mltiple, que es experimentable como excedente sobre su physis corporal, como una totalidad y una unidad de experiencia34 cerrada en s. Si un alma en este sentido experiential tiene una estructura esencial general, una tipologa de la disposicin de sus estados psquicos, de los actos y formas de una sntesis psquica pura,35 entonces la tarea fundamen tal de la psicologa ante todo en cuanto psicologa pura tiene que ser explorar sistemticamente esta tipologa.

Por grande que sea el mbito de la investigacin psicofsica, por mucho que esta inves tigacin pueda aportar al conocimiento del alma, slo sobre el fun damento de una psicologa pura puede aportar algo, es decir, poner de manifiesto las relaciones reales [real] de lo psquico con la physis. Tbdas las indicaciones indirectas de lo psquico que aqu son posi bles presuponen la experiencia cientfica de lo puramente psquico y el conocimiento de sus estructuras esenciales.

BUCHI EMECHETA THE JOYS OF MOTHERHOOD PDF

El Artículo Fenomenología de La Enciclopedia Británica

Nikozil Husserl explains that a particular method of access is necessary for the pure phenomenological field: This reality is perceived by the growing number of events, books, publications that reveal the interest of professionals and researchers by the contributions of phenomenology, whether as a foundation or dee method. Phenomenological Psychology, Journal of Phenomenology,15 2 From this, Brutanica observes that the method of the phenomenological reduction is constituted in accordance with the double aspect of the phenomenological descriptions, the noetic-noematic analysis. I this way, Husserl revises these concepts in Crisis, in which the author in addition to study modernity in relation to temporality assumes transcendental phenomenology as the only possibility for philosophy to win the statute of the absolute enciclpoedia, since for him Philosophy is the Science. Edmund Husserl It arises the question that, would we then be psychologically dual beings?

ALPINE CDA 9807 MANUAL PDF

Equality PDF

.

Related Articles