BORGES Y EL ULTRAISMO PDF

Palabras clave: Borges, Ultrasmo, vanguardias literarias Jorge Lus Borges es otro de los literatos que ejemplifican la escritura como una suma de voluntades, cuya historia de formacin da cuenta de la fecunda relacin literaria entre Espaa y Amrica. La invaluable recopilacin de Jaime Alazraki, en torno a la crtica literaria del hacedor de laberintos, permite visualizar esa compleja relacin creativa interocenica. En el libro Jorge Luis Borges Taurus, , correspondiente a la serie El escritor y la crtica, dirigida por Ricardo Gulln, Alazraki rastrea y pone en valor los comentarios en torno a la prosa y el verso del latinoamericano que habra de influir con mayor fuerza en el pensamiento y la literatura europeas de la segunda mitad del siglo XX y, sin duda, del siglo XXI. Ya en , en fino juego literario, Ramn Gmez de la Serna deja el testimonio de un viaje futuro a Buenos Aires donde se acercar juguetn a la casa del poeta rioplatense. Evidencia de la voluntad de sentir del madrileo.

Author:Dairisar Tegor
Country:Oman
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):11 August 2019
Pages:348
PDF File Size:15.20 Mb
ePub File Size:5.97 Mb
ISBN:534-2-19945-336-2
Downloads:35908
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kajik



Palabras clave: Borges, Ultrasmo, vanguardias literarias Jorge Lus Borges es otro de los literatos que ejemplifican la escritura como una suma de voluntades, cuya historia de formacin da cuenta de la fecunda relacin literaria entre Espaa y Amrica.

La invaluable recopilacin de Jaime Alazraki, en torno a la crtica literaria del hacedor de laberintos, permite visualizar esa compleja relacin creativa interocenica. En el libro Jorge Luis Borges Taurus, , correspondiente a la serie El escritor y la crtica, dirigida por Ricardo Gulln, Alazraki rastrea y pone en valor los comentarios en torno a la prosa y el verso del latinoamericano que habra de influir con mayor fuerza en el pensamiento y la literatura europeas de la segunda mitad del siglo XX y, sin duda, del siglo XXI.

Ya en , en fino juego literario, Ramn Gmez de la Serna deja el testimonio de un viaje futuro a Buenos Aires donde se acercar juguetn a la casa del poeta rioplatense. Evidencia de la voluntad de sentir del madrileo.

Con su prosa medida, propia de las Gregueras que lo consagran como uno de los grandes caricalomistas [1] hispaoles; Gmez de la Serna nos describe el trabajo de Borges en su libro inicial: Fervor de Buenos Aires. Es inevitable para l comparar al poeta austral con su coterrneo que, desde la poesa, dio tanto lustre y grandeza al Hispaol espaol como Cervantes: Un Gngora ms situado en las cosas que en la retrica retiembla en la copa de Borges.

Cuando Borges escribe Gmez de la Serna tenga ya las casa definitiva en Buenos Aires, llegar a saludar al gran poeta. La casa llena de remanso y siempre con el carcter encortinado y con las incrustaciones de concha de la primera casa de los Borges, y los cien cajones de los bargueos se apretarn en sus nichos como labios que se pliegan con fuerza: No est me dir la doncella vestida de beguina.

Ya en correspondencia siempre con esa tarjeta ma, disfrutar del aire sutil y potico que trasciende este verdadero poeta. Esta irnica relacin entre dos grandes de la literatura hispaola tiene su explicacin en las andanzas de Borges por Espaa, en los tiempos iniciales de su carrera literaria. Guillermo de Torre, poeta y escritor espaol, nacido en Madrid en y fallecido en Buenos Aires en , casado con Norah, la hermana de Borges y ultrasta consagrado, testimonia las veleidades creativas en la Espaa de las primeras dcadas del siglo XX.

En el artculo: Para la prehistoria ultrasta de Borges, publicado en Washington en la revista Hispania , cuenta De Torre que el escritor argentino fue un asiduo tertuliano del Caf Colonial, nada especficamente literario donde el maestro Cansino-Anssens haba instalado el autodenominado Divan Lrico.

Las comillas son del propio Guillermo de Torre y expresan su difcil relacin con el fundador del ultraismo. Relata que su cuado frecuentaba tambin la tertulia del Oro del Rhin, bar de tapas ubicado por aquella poca en la Plaza de Santa Ana. Rivas Panedas, Csar A. Cubero, entre otros que De Torre no registraba ya con demasiada propiedad en La memoria ha sido un comodn a la hora de reescribir la historia.

Pero son estos hechos imprecisos los que se objetivan y la consolidan como verdad irrefutable. Es altamente probable que los fugaces encuentros y la legendaria enemistad entre el creador de las ingeniosas Gregueras y el maestro ultrasta, autor del Candelabro de los siete brazos, le hayan dejado a Gmez de la Serna la imagen de un Borges lejano, Hurao, remoto, indcil, que slo de vez en cuando soltaba una poesa, que era un pjaro extico y de lujo en los cielos del da.

Borges lejano a quien castig con aire zumbn al comentar Fervor de Buenos Aires, libro de versos con el que inauguraba su inmortal carrera literaria. Visin muy diferente de la de Cansinos-Anssens, cuyo aprecio y admiracin por el muy joven conquistador de continentes literarios, el incruento Alejandro de las letras hispaolas. El maestro Cansinos-Assens subraya en la revista madrilea La Nueva Literatura el carcter humano y literario de su discpulo: Pas entre nosotros como un nuevo Grimm, lleno de serenidad discreta y sonriente.

Fino, ecunime, con ardor de poeta sofrenado por una venturosa frigidez intelectual, con una cultura clsica de filsofos griegos y trovadores orientales que le aficionaba al pasado, hacindole amar calepinos e infolios, sin menoscabo de las modernas maravillas.

Otro espaol que sostuvo una fecunda relacin con las letras hispanoamericanas fue Amado Alonso Espaa, USA, , fillogo y crtico literario que goz del afecto de tres suelos. Alonso particip del comprometido grupo de escritores Victoria y Silvina Ocampo, Bioy Casares, Enriquez Urea, y el propio Borges, entre otros que en torno a Sur nutrieron la suma de voluntades que los consolidaran como uno de los grupos ms importantes de las letras hispaolas del siglo XX.

El espaol, nacionalizado argentino, que escribira en compaa de Enriquez Urea una de las ms importantes gramticas castellanas , futuro autor del Ensayo sobre la novela histrica y posterior traductor del revolucionario Curso de lingstica general de F.

Un tema que an merece regresos con otros paradigmas de lectura. En el ensayo Borges, Narrador, publicado en la revista Sur:, Amado comenta el primer libro primer libro de cuentos de su compaero de aventuras literarias: Historia Universal de la Infamia.

La obra es realmente una compilacin de las narraciones que aparecieron en el suplemento literario: Revista multicolor de los sbados, del diario Crtica, de la cual slo El Hombre de la Esquina Rosada, Borges reconoce como cuento de personal y autntica factura. Como lo cuenta magistralmente Marcos Ricardo Barnatn, en Borges, Biografa Total la que considero la ms lograda biografa sobre el bonaerense, cuando el joven escritor regres a encontrarse con su Buenos Aries querido, llevaba inflamado el espritu por el ideario esttico acendrado en Espaa: el Ultrasmo.

No importa que despus abjurara de este movimiento y molestara a Guillermo de Torre; su narrativa vital y su voluntad de escritor ya estaba tocada por el imperativo de la perfeccin en el ritmo y las imgenes; en la bsqueda de la palabra precisa para describir los hechos y suscitar resonancias trascendentes y arquetipicas: aquellas huellas acsticas que conectan con la historia filogentica de la humanidad.

Podramos extendernos en esta revisin de los autores aparecidos en el trabajo de Alazraki que comentan crticamente la obra de Borges Sbato, Casares, Reyes, etc pero la intencin en esta oportunidad es evidenciar el dilogo sostenido entre Amrica y Espaa en el proceso de construccin de el fenmeno literario del siglo XX que ahora mismo, a vuelo de teclado, denomino: El siglo de Oro de la Literatura Hispaola.

Una expresin integradora de los esfuerzos creativos de Iberoamrica, que escapa a la excluyente, mercantil y reduccionista expresin de "Boom latinoamericano". Siglo XX que inicia con la voluntad revolucionaria de Rubn Daro, considerado el fundador del modernismo y la mirada iluminada de los ensayistas Unamuno , y Ortega y Gasset y concluye, apotesico, con un nmero sustancial de premios Nobel iberoamericanos: La ternura inaugural de la poeta y pedagoga Gabriela Mistral Chile, ; la valenta contestaria del novelista y poeta Miguel Angel Asturias Guatemala, ; la comprometida mirada y la voz continental de Pablo Neruda Chile, ; la enormidad narrativa y mgica de Gabriel Garca Mrquez Colombia, , el naturalismo del novelista Camilo Jos Cela Espaa, ; la intencin comprehensiva del poeta y ensayista Octavio Paz Mxico, ; y el rojo fundamental de la literatura universal Jos Saramago Portugal, S, Portugal y Brasil, porque el Hispaol no se agota en el Castellano; incluye al valenciano, al cataln, al sefard, al aimar, al quechua, al lunfardo, a todas las panhispnicas culturas, para no extenderme en tediosas enumeraciones.

Premio cumbre que le fue esquivo a Jorge Amado, a Julio Cortazar y, por paradoja, al escritor Jorge Luis Borges, el hispaol que ilumin la filosofa y la literatura europea Foucault y Calvino lo testimonian , pero que por fortuna no le fue birlado al ms grande narrador de nuestros tiempos, autor de Cien Aos de Soledad, considerado, despus del Quijote. Bien apertrechada se prepara Iberoamrica para enfrentar los retos de un hispaol trimilenista que la integre y la potencie.

Notas: [1] En un nuevo paradigma, Caricaloma es el ejercicio particular de la caricatura in latu sensus que utiliza volitivamente el lenguaje escrito calamus para recargar caricare la realidad, con el propsito de producir risa en el lector. Calarc, Quindo, Colombia.

Licenciado en Educacin con especialidad en Tecnologa Educativa, Magster en Comunicacin Educativa, artista, escritor y gestor cultural.

HIMU EBONG HARVARD PHD BOLTU BHAI PDF

Los dos estilos del primer Borges

JLB Movimiento potico que a partir de agrup a los poetas espaoles e hispanoamericanos que defendan una renovacin radical del espritu y de la tcnica a travs del empleo de las imgenes y la metfora. En Argentina estaba presente la influencia del modernismo esencialmente a travs de Leopoldo Lugones. Su apogeo se dio en el periodo entreguerras , aos de optimismo para la sociedad occidental, lo cual se vio reflejado en la esttica de sus obras. Las publicaciones ms famosas del ultrasmo fueron las revistas Prisma, Proa y Martn Fierro. En un manifiesto publicado en la prensa madrilea, el otoo de , el grupo ultrasta estableca lo siguiente: nuestro lema ser ultra, y en nuestro credo cabrn todas las tendencias sin distincin, con tal que expresen un anhelo nuevo. Ms tarde, estas tendencias lograrn su ncleo y se definirn. Por el momento creemos suficiente lanzar este grito de renovacin y anunciar la publicacin de una revista que llevar este ttulo de Ultra, y en la que slo lo nuevo hallar acogida.

BEGINNING HTML XHTML CSS AND JAVASCRIPT BY JON DUCKETT PDF

Borges y el ultraĆ­smo

.

PARVA BY SL BHYRAPPA PDF

Jorge Luis Borges

.

DARK WOLF RISING RHYANNON BYRD PDF

Borges y El UltraĆ­smo

.

Related Articles